El CF La Solana, más cerca de derribar la última frontera

WEB MUNICIPAL LA SOLANA

Aurelio Maroto

Hay que remontarse a la temporada 2009-2010 para encontrar una trayectoria parecida. La Solana tenía 49 puntos a estas alturas (jornada 21ª) y marchaba segundo en la clasificación. El Manzanares era líder con 52 puntos y le había arrebatado el liderato a los amarillos poco antes. Tercero era el Formac Villarrubia con 45 puntos, a cuatro de la promoción que en ese momento ocupaba el equipo todavía entrenado por Paco Fuentes.

La situación era ideal para asegurar, como mínimo, la promoción de ascenso. Máxime cuando el Villarrubia parecía flaquear (había perdido los dos últimos encuentros) y todavía tenía que pasar por La Moheda. Por desgracia, el final ya lo conocemos porque La Solana acabó tercera con 72 puntos y una frustración que terminó con la destitución de Fuentes, primero, y la dimisión del presidente, Manuel Galindo, después.

La historia está para contarla, no para repetirla… una vez más. El CF La Solana lleva demasiado tiempo intentando recuperar un sillón en Tercera División, la categoría en la que militó 14 temporadas. Y han sido demasiadas decepciones, demasiados caramelos arrancados de los labios en el último momento. En esta plantilla hay jugadores que conocen muy bien ese amargor. Ya es algo personal. Capelo, Naranjo, Sancho, Juli, Almarcha, Mini… Algunos saben que están ante, quizás, su última oportunidad. Otros quieren definitivamente ser y sentirse jugadores de Tercera con la cruz de Santiago en el pecho. Igual que muchos directivos, y que muchos aficionados que nunca fallan, domingo tras domingo, a ese santuario llamado La Moheda. Falta derribar la última frontera.

Por eso nadie del club se atreve a pronunciar la palabra clave: ascenso. Da vértigo. Marea. Otros clubes hablan sin recato de ello, a veces exhibiendo una seguridad algo ampulosa, cuando no petulante. Para La Solana, que ya mordió esa manzana en su día, es un anatema, es como mencionar a la bicha. Pero la bicha es el cielo y vuelve a estar cerca. Quizás más que nunca.

Son 50 puntos en 21 partidos, con sólo 10 goles en contra. Es difícil encontrar mayor consistencia en un equipo que camina con números de… ¿ascenso? Sin embargo, queda lo más difícil. Espera el Tourmalet, especialmente fuera de casa. La Gineta, Calvo Sotelo, Manzanares o San Clemente son postas muy exigentes en ese trayecto. A ese calendario se agarran algunos que ahora mismo leen la matrícula amarilla. Entre tanto, ese vestuario sigue a lo suyo, con la humildad por bandera. Léase, con la inteligencia por bandera. Haciendo camino al andar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s